Los Joven Club en la batalla contra el COVID-19

Ante la compleja situación epidemiológica que presenta  Ciego de Ávila con  el rebrote de la COVID -19 y situando a toda la provincia fase I, todo nuestro pueblo acompañado de la máxima dirección del país, se ha estado preparando para minimizar sus daños, de ahí que se han puesto en práctica medidas higiénica sanitaria y de distanciamiento social, el uso del nasobuco, la desinfección constante de  las superficie, como medidas fundamentales para frenar la expansión del nuevo coronavirus.
Se mantienen activados los puntos de control y vigilancia epidemiológica, con énfasis en la toma de temperatura, medida que permite detectar personas con fiebre y otros síntomas asociados y puedan convertirse en sospechosos al nuevo coronavirus covid-19 y de ésta manera se paraliza su propagación.
Los trabajadores de Joven Club en el municipio Baraguá hemos tenido participación activa en los Consejos de defensas municipales, representando al grupo de la Informática y las Comunicaciones, asegurando el soporte técnico de las infocomunicaciones  del mando y la dirección así como de sus grupos de trabajo la economía y la población en cualquier circunstancia que nos encontremos en el país, de ahí que en las zonas de defensa donde se insertan los 2 Joven Club, se han realizado acciones en la comunidad para proteger a la población, también en la entrega de medicamentos , necesidades básicas de alimentos, aseo y una jaba con vianda, hortalizas y vegetales, todas producidas en nuestro territorio para apoyar a las zonas que se encuentran en cuarentena.. ‎
Desde la llegada a Cuba de los primeros casos de coronavirus, que ha tenido un alcance mundial y ha causado la muerte a muchas personas, sin precisar todavía su cura se sabe que el COVID-19 es una enfermedad infecciosa causada por un ‎coronavirus recientemente descubierto. ‎La mayoría de las personas que enferman de ‎COVID 19 experimentan síntomas de leves a ‎moderados y se recuperan sin tratamiento ‎especial. El virus que causa la COVID‑19 se transmite principalmente a través de  pequeñas gotas de saliva, conocidas como microgotas de Flügge generadas cuando una persona infectada tose, estornuda o espira. Estas microgotas son demasiado pesadas para permanecer suspendidas en el aire y caen rápidamente sobre el suelo o las superficies. Usted puede infectarse al inhalar el virus si está cerca de una persona con COVID‑19 o si, tras tocar una superficie contaminada, se toca los ojos, la nariz o la boca. Los síntomas más comunes son la fiebre, la tos seca y dificultades para respirar. Las complicaciones pueden incluir la neumonía, el síndrome respiratorio agudo o la sepsis. Pese a haber numerosas vacunas en desarrollo, todavía no existe una o tratamiento antivírico específico, por lo que actualmente la única forma de abordaje del mal es a través de la terapia sintomática y de apoyo.

Autor: 
Yenisley Lima Rios