Rinden tributo los Joven Club del municipio Baraguá al Crimen de Barbados.

El 6 de octubre de 1976, el vuelo CU-455 de Cubana de Aviación partió desde Guyana hacia la capital cubana de La Habana con vía hacia las islas de Trinidad, Barbados y Jamaica. Sin embargo, el avión no logró llegar ni siquiera a Kingston, ya que a las 17:24, sólo nueve minutos después de haber despegado desde el Aeropuerto de Seawell y a unos 18.000 pies de altura, explotó una bomba que estaba escondida en el baño trasero. Las 73 personas a bordo de la aeronave, un Douglas DC-8 de fabricación estadounidense, resultaron muertas en el hasta entonces peor ataque de este tipo en el hemisferio occidental y uno de los más brutales actos de terrorismo ejecutados por personas al servicio de la CIA en contra de la Revolución Cubana.

Con motivo de los 41 años del atroz atentado al vuelo 455 de cubana de aviación, en los Joven Club de Computación y Electrónica del municipio Baraguá se realizó un matutino especial con la participación de los trabajadores del municipio y personas de la comunidad donde se realizó una conferencia con la que contamos con la participación del historiador del municipio Ricardo Echevarría, el mismo expuso los hechos de ese día y los participantes condenaron ese brutal acto terrorista accediendo al sitio cubadebate.cu dejando allí su sentir revolucionario.

El Consejo de Estado cubano, estableció desde 2010, el 6 de octubre como Día de las Víctimas del Terrorismo de Estado, en perenne recordación a los más de tres mil 478 cubanos que han perdido la vida en este tipo de crímenes.

Autor: 
Oilecín Rodríguez Hernández