Historia del municipio Baraguá

El municipio Baraguá pertenece a la provincia de Ciego de Ávila, situado en una posición sur occidental de la misma, con una extensión superficial de 728,18 km 2. Limita al norte con el municipio Primero de Enero, por el sur con la aguas del golfo de "Ana María".

El topónimo Baraguá es de procedencia aborigen, significa sitio de aguas abundante lo que se confirma en cuanto a la presencia de la cuenca subterránea que atraviesa el municipio unas de las mayores de la provincia.

En el municipio, al igual que en el resto de la provincia y el país el medio geográfico ha ido transformándose desde que se producen los primeros asentamientos importantes a inicio de este siglo; hacia las zonas del barrio Guanales primero y San Nicolás después por la fundación de los centrales azucareros, esto trajo consigo, la plantación de grandes extensiones de caña de azúcar y otros cultivos para el autoconsumo.

De forma general antes del triunfo de la Revolución las transformaciones del medio estuvieron bastantes limitados. Es a partir de 1959 que el medio se trasforma con el objetivo de satisfacer las demandas de la sociedad, haciéndose más notable con el desarrollo de la agricultura, a partir de la creación de nuevos planes agrícolas y ganaderos, así como el surgimiento de nuevas poblaciones y el incremento de las existentes.

Relieve
El municipio en toda su extensión tiene un relieve totalmente llano, su punto culminante es la loma de "Peraza" con 58 km de altitud. Existe una inclinación de la llanura norte a sur de 45 m aproximadamente hacía el nivel del mar. La llanura es del tipo marinas, abrasiva – acumulativo, planas parcialmente cenagosas.
La costa situada al sur del municipio, tiene una longitud aproximadamente de 4 km, muy poco accidentadas, se extiende desde un pequeño entrante, llamado "Embarcadero de Baraguá" hasta el extremo de "Santa Ana". Esta área en toda su extensión es baja y pantanosa con predominio de vegetación de manglares. Existe una pequeña cayería en dirección sur que pertenece al archipiélago "Jardines de la Reina", que hace algunos años se destacó por su aprovechamiento turístico (Cayo Muerto).
Los suelos en este territorio, hacia la parte norte, son hidromórficos de los tipos gley ferra líticos y gley amarillentos cuarcítico, laterizados, en la región central predominan los alomorfitos del tipo rojo y de los ferriticos, en el sur; próximo a la costa son hidromórficos pantanosos, con gran contenido de materias orgánicas y mal drenaje. El PH está entre 6.1 y 6.5 en la parte centro-este y al sur es de 6.5. Próximo a las costas los suelos del municipio son muy productivos.

Economía
El cultivo principal es la caña de azúcar, pero también se dedican importantes extensiones de tierra al fomento del plátano, papa, frutales y otras viandas y vegetales. Es significativa la actividad ganadera y la explotación de importantes reservas minerales de caolín y arena.
Numerosos objetivos económicos se localizan en el territorio, sobre salen por su relevancia la Empresa Azucarera “Ecuador”, la Empresa Cultivo Varios “La Cuba” y la Empresa Pecuaria “Patricio Sierralta.” Funciona una estación de Alevinaje, encargada de la producción y explotación acuícola de peces.

Baraguá es una de las regiones avileñas con mayores potencialidades de alto rendimiento productivos, así lo demuestra la condición de millonaria en la producción de viandas y vegetales en los últimos años, existen recursos naturales y humanos suficientes para rebasar las cifras productivas actuales en años venideros.
Estas se manifiestan con el desarrollo de diferentes renglones de la agricultura y con la introducción de la técnica entre las cuales podemos citar:
Se introducen nuevas líneas lecheras y de doble propósito en el desarrollo ganadero· Se desarrolla la capacitación y formación de técnicos que contribuyen al logro de una mayor producción y elevación de los rendimientos.
La Ley de Reforma Agraria fue punto de partida para el logro de las transformaciones que se plantean en el programa de la revolución, de ahí su alcance histórico y su influencia en la vida del territorio.

Los primeros pasos de la industrialización en el municipio se llevó a cabo con a capacitación de un grupo de trabajadores que laborarían en la dulcería en "Gaspar" y se comienza a crear las condiciones para desarrollar las capacidades en la industria azucarera.

La estrategia de desarrollo económico en el sector agropecuario durante este período demostró resultados positivos con la aplicación de los últimos avances científicos al desarrollo de la ganadería, al incremento de los planes agrícolas a los cuales se dedicó gran atención.

Desarrollo

En el municipio al igual que en el resto de la provincia y el país el medio geográfico ha ido transformándose desde que se producen los primeros asentamientos importantes a inicio de este siglo; hacia las zonas del barrio "Guanales" primero y "San Nicolás" después por la fundación de los centrales azucareros, esto trajo consigo, la plantación de grandes extensiones de caña de azúcar y otros cultivos para el autoconsumo.

De forma general antes del triunfo de la Revolución las transformaciones del medio estuvieron bastantes limitados. Es a partir de 1959 que el medio se trasforma con el objetivo de satisfacer las demandas de la sociedad, haciéndose más notable con el desarrollo de la agricultura, a partir de la creación de nuevos planes agrícolas y ganaderos, así como el surgimiento de nuevas poblaciones y el incremento de las existentes.

En la medida que se fue desarrollando la industria azucarera y el crecimiento de la población, también se desarrolló el deporte predominando el criket y el béisbol, estos juegos se practicaban en terrenos rústicos desde la década de 1920.

En la actualidad unas de las transformaciones más importantes que se producen están la construcción de la presa Sabanas Nuevas, el fomento de la agricultura en la zona, la creación del centro para la cría de alevines adjunto a la obra hidráulica, la Salud, el deporte y el desarrollo de la educación.

Esto trajo consigo que años más tarde se crearan los 2 centros de Joven Club de Computación y Electrónica creados con el objetivo de impulsar el proceso de la informatización y preparar progresivamente a toda la sociedad en las nuevas tecnologías de la información, donde en sus inicios la Batalla de Ideas impuso a los Joven Club un reto muy importante que fue la formación de Maestros Emergentes de Computación para las Escuelas Primarias preámbulo de lo que es ahora la introducción de computadoras en todas las escuelas tanto primarias como secundarias y en la educación superior.

Cultura y Tradiciones

Aproximadamente entre 1915 y 1920 se asientan definitivamente en Baraguá inmigrante antillanos que provenientes de Jamaica, Barbados, San Vicente, Granada y otras islas antillanas de habla inglesa así como de Panamá a donde arribaron para laborar en las construcción del canal, se instalaron en las fértiles tierras con el definido propósito de mejorar su estatus económico y regresar a sus respectivos lugares de origen.

Es imposible definir la cultura baragüense sin tener en cuenta el aporte anglocaribeño. Desde 1917 se celebra la fiesta del 1ro de agosto en el barrio jamaiquino para saludar cada un nuevo aniversario de la liberación de esclavos en las antillas inglesas.

Ese día, una procesión de ritmos y voces inunda las calles de Baraguá y el visitante puede creer que ha equivocado el rumbo, dejándose luego arrastrar por la música. Después de un recorrido encabezado por el Donkey, burrito que invita a todos a bailar, se llega a la pista de barrio, allí, con una elocución bilingüe, se da la bienvenida a los participantes, explicándoles el porqué de las celebraciones, seguidamente comienzan los juegos que demuestran destreza y alegría, la guerra de la soga, el grease, pole o palo encebado, el mock mas o muñecón , luego de brindar a todos los presentes bown (pan de glorias) y sugar water (limonada), en la escena aparece un grupo danzarío se expresa en movimientos pélvicos, los rostros transpiran la alegría en danzas que realizan la habilidad de cada bailador.

Las relaciones coreográficas que se apoyan en barios elementes enriquecedores del conjunto tales como el burrito, los bailes en saco, las zarandas, los zancos, además del tono jocoso y de doble sentido de los cantos han hecho de este espectáculo una expresión genuina y típica de la cultura popular.

Para los baragüense es motivo de sano orgullo ofrecer sus dulces y platos característicos que han dejado de ser coto exclusivo de los inmigrantes para pertenecer a todos, muchos de los alimentos son preparados con frutas de plantas traídas desde su sitio de origen en el caribe anglófonos, entre los de más aceptación se encuentran la sopa cukoo, el jaquí, el black, kaque o kaque negro jamaicano y el arroz con coco. El saril es la bebida predilecta para las fiestas familiares.

En general la integración cultural se ha hecho realidad en Baraguá, música, danza, arquitectura, creencias religiosas y prácticas deportivas confluyen en un dialéctico transculturación que han trascendido los estrechos marcos del barrio para convertirse en el hecho cultural más relevante y definitorio del municipio.

Se han mantenido vivas otras tradiciones en el ámbito musical sigue arraigado el son montuno, el punto guajiro y el calipso. Igualmente mantiene su vigencia la literatura de transmisión oral principalmente a través de la décima.

La artesanía popular tradicional pervive en la obra de mujeres y hombres que ya trascienden con su producción el ámbito provincial.